Homilia de clausura de la Asamblea Intermedia 2020 del VAP

001 homilia 02 2020

 

En este dia 14 de febrero dia de la amistad ,  queremos agradecer a Dios por su amistad con nosotros, el Señor como gran amigo nunca nos abandonó, ha caminado con nosotros y ha compartido nuestra vida . las buenas amistades son un gran regalo de Dios  y don del Espíritu .

A lo largo de los años vamos conociendo a mucha gente con la que hacemos amistad y han sido una gran ayuda  al compartir con ellos nuestras inquietudes , deseos y sentimientos, en la vida es necesario tener amistades, pero buenas amistades, de las que son fieles hasta el final no de los que parecen amigos, porque también  hay malas amistades, que en vez de ayudarnos a crecer  nos perjudican  y de tal manera, que nos pierden o  destruyen nuestra vida por malos caminos,  Ej.te escucho mientras me conviene, te acompaño cuando puedo sacar provecho para mí .

Jesús nos habló de la amistad, y les diría a sus discípulos :”vosotros sois mis amigos porque os he dado a conocer lo que el Padre me ha cicho,” y tanto fue su amistad por nosotros que dio la vida por nosotros , y diría,” no hay mayor amor, que el que da la vida por sus amigos”

Queremos pedir por todos nuestras amistades a las que tenemos que agradecer por el bien que nos hicieron. La amistad  esta pronta como la sangre, para cicatrizar la herida , sepamos discernir nuestras amistades y sobre todo nunca dejemos de tener como amigo a Jesús, el amigo que nunca falla.

En esta Asamblea  escuchamos , El tema de formación fue El Sínodo amazónico en su exhortación Sinodal del Papa Francisco. Recordamos que una parte muy importante de este Sínodo tuvo sus raíces en este lugar donde estamos , en él se sembró la REPAM,  la cual ha sido el brazo derecho en la preparación y desarrollo del Sínodo, Marcelo López secretario general de la REPAM  nos expuso  primer día, el resumen de los sueños que el Papa Francisco describe en su exhortación sinodal, de la que debemos aprender para en esta etapa postsinodal poner en practica en nuestra vida amazónica, defendiéndola y cuidándola.

Sostenemos que no es un problema solo de la Amazonia sino planetario, tenemos que cuidar la casa común que es nuestro hogar y la tierra que Dios nos regaló para custodiarla , cultivarla y  para vivir en ella, no hay otro plan B donde poder vivir fuera del planeta.

El esfuerzo que el Vicariato ha hecho y seguirá haciendo, apostando por la vida humana  con una ecología integral, no es por casualidad,  sino  este gran desafío de nuestro plan pastoral ha recogido, El  cuidado del “ Medio ambiente” y las consecuencias que ello tiene , una estrategia necesaria es la concientización y educación a nuestro pueblo de esta necesidad, por ello inauguramos el día de nuestra Amazonia12 de febrero, el centro de formación ambiental “Pachamama” por donde podrán pasar muchos grupos de niños, jóvenes y adultos, que puedan escuchar, cómo cuidar el medio ambiente de la casa común de nuestro planeta, la  flora, la fauna y la vida de los pueblos que vivimos aquí en la Amazonia.

Pero nuestra tarea, no solo es cuidar la tierra, respetarla y quererla como obra de Dios creador, Sino también  evangelizar a la gente que vive en ella , es por ello que en esta Asamblea también hemos puesto nuestra mirada en el camino recorrido en este semestre que pasó y el  trabajo  que las distintas áreas pastorales y zonas pastorales hicimos, Es necesario evaluar para poder rectificar lo que no hicimos bien o para poner nuestra atención en seguir haciendo lo que  hemos visto que  ha producido frutos.

 Por ello agrademos a Dios y a todos lo que hicieron este trabajo evangelizador en nuestras parroquias y comunidades en ese acompañar la vida espiritual de nuestra gente.

No olvidamos que el eje trasversal de nuestro trabajo es la espiritualidad de las Santas Misiones Populares, sin la dimensión misionera no podremos hacer realidad nuestros sueños.

Hoy celebramos la fiesta de dos grandes figuras que como grandes misioneros evangelizaron  Europa,  S, Cirilo y S. Metodio, hoy hemos escuchado  como Pablo y Bernabé grandes amigos ,también dejando su tierra y su pueblo como nosotros,  salieron  a evangelizar a los gentiles para ser luz  como nos ha pedido Jesús a todos,” ustedes son la luz del mundo”, si somos sus discípulos tenemos que iluminar y no ser velas apagadas sino encendidas llevando con entusiasmo la alegría del evangelio.

El evangelio de Hoy Lc.10,1-9. Nos habla Jesús, ante la mies abundante y la falta de obreros,  oremos al Dueño de la mies que envíe obreros , y no podemos dejarlo de hacer cada día, pero también debemos fijarnos como actúa Jesús. Primero preparó a sus discípulos  y después les envió de dos en dos . ¿porque de dos en dos?. muchas veces queremos hacer las cosas nosotros solos hay una tendencia al trabajo de paracaidista, ir por nuestra cuenta.

 Jesús nos enseña, que necesitamos de la compañía del otro en este trabajo evangelizador, no somos llaneros solitarios, somos comunidad ,somos Iglesia sinodal, caminar juntos en una misma dirección, este sueño eclesial requiere de un trabajo  de equipo, por ello nuestra Iglesia siempre ha querido que los equipos misioneros en las distintas zonas se ayuden y podemos así vivir la fraternidad  que también nos pide Jesús y es el mejor signo creible de nuestras palabras, “mirad como se quieren , mirad como se aman “ primeras comunidades en los Hechos de los apóstoles, y viendo vuestras buenas obras glorifiquen a vuestro Padre que está en el cielo.”.sacerdotes y consagrados , consagrados y laicos comprometidos , todos, discípulos misioneros de Jesús  trabajando  en su viña ¿Para quién trabajamos? ¿En nombre de quien predicamos?

                Finalmente, Jesús en esta etapa de prácticas que pide a sus discípulos, les da unos consejos como hacer el trabajo, y les advierte de los posibles peligros que encontraran.

.- “os mando como corderos en medio de lobos” , o sea que no es fácil el ambiente que nos toca trabajar, en  la sociedad de hoy que nos toda vivir, hay muchos lobos que nos quieren comer y acabar con la iglesia de Jesús.

Otro consejo es vivir la pobreza evangélica, el misionero tiene que ir ligerito de equipaje, para ir a evangelizar en la Amazonia y en la selva, no necesitamos  llevar talegas y grandes maletas o alforjas , que pena que muchas veces somos  discípulos que  estamos pendientes de las riquezas materiales que nos den  seguridades, la  comida,  la casa, ect …” en vez de preocuparnos del crecimiento de hermanos que conozcan a Jesús y le sigan.” mirad los paraillos    y los lirios del campo…y su Padre Dios les alimenta , nos olvidamos,” Busquen el reino de Dios y lo demás vendrá por añadidura” hay que confiar más en  la providencia de Dios que nos socorre “ quedaos en la casa donde os reciban, comed y bebed  lo que os den.”…

Lo más importante de la misión: “decid Paz a esta casa, está cerca de vosotros el Reino de Dios. Ser mensajeros de paz, no llevemos conflictos, llevemos la paz en nuestro corazón para que podamos dar paz, pero si nuestro corazón esta vacío de paz y lleno de otras preocupaciones mundanas, como dice el Papa no podremos cumplir nuestra misión. Y saber que lo que tenemos que construir es el Reino de Dios y no el nuestro. Jesús nos ha enseñado que  ese reino es: justicia , amor, verdad y paz. Que esta Asamblea nos haya enseñado para asumir el compromiso de la perseverancia y la fidelidad, en hacer realidad los sueños de Dios, no olvidemos los sueños compartidos se hace más fácil hacerlos realidad.  Soñemos con el Reino de Jesús y construyámosle cada día.

 También nosotros somos enviados, como Jesús hizo con sus discípulos no como solitarios, sino en comunidad y destinados a formar comunidades misioneras. Que Dios les acompañe y que la Virgen María nuestra madre primera misionera en salida nos ayude y acompañe a ser los discípulos misioneros de su Hijo.

R.C

Monseñor Rafael Cob Garcia

 

 

Powered by OrdaSoft!
facebook fb globe notification icon facebook logo png transparent background youtube logo icon png 11 mail

 

 

escudo vaticano vaticano Conferencia Episcopal Ecuador logo cer celam logo

 

Mena de Valenzuela N23-36 y Av. la Gasca,
Quito - Ecuador

Telf: +5932236109

info@ompecuador.org

© Obras Misionales Pontificias. Todos los derechos reservados.
desarollado por My Media Kitchen   •   "Royalty Free Music from Bensound"